Solución

Para hablar de tratamiento antes hay que hablar de diagnóstico. Una correcta exploración personalizada de cada paciente es indispensable para poder poner nombre y apellido al problema. 

Para su valoración se debe realizar un exhaustivo juicio de la historia clínica del paciente, y en ocasiones se requiere una analítica orientada a detectar alguna alteración que justifique una caída aumentada de cabello. 

Es indispensable realizar esta valoración de forma totalmente personalizada y así poder dar en la diana del problema real y encontrar con exactitud el motivo de la calvicie.