Últimamente se me cae mucho el pelo, ¿tengo alopecia?

Tenemos dos buenas noticias para ti. Si padeces alopecia tenemos la solución, pero no siempre que pierdes pelo se debe a que sufras alguna de sus más de 100 variantes.  Si la causa de tu caída de cabello es circunstancial, también tenemos lo que necesitas. Te lo contamos todo en este post. 

A lo largo de nuestra vida pasamos por momentos que afectan el equilibrio de nuestra salud, y la capilar no está exenta de estos trajines. Un ejemplo son las alteraciones hormonales durante la menopausia o las que se producen durante el embarazo, donde el pelo se encuentra en periodo de reposo debido al nivel de estrógenos, y que tras el parto vuelve paulatinamente a la normalidad causando gran pérdida de cabello. 

Otro desencadenante son los periodos de gran estrés como en época de exámenes, problemas en el trabajo, con la pareja o en situaciones nada habituales como la pandemia de la COVID-19, en las que nuestro cuerpo libera grandes cantidades de la hormona cortisol que afecta la salud capilar. Otro factor determinante es una alimentación desequilibrada con ingesta reducida de vitaminas, como sucede en pacientes con trastornos alimenticios o dietas muy restrictivas, o la toma de algunos medicamentos también pueden acarrear como uno de sus efectos secundarios una mayor caída momentánea de tu pelo.  

En ocasiones la pérdida de pelo no llega hasta pasados varios meses tras suceder el episodio desequilibrante que desencadena el efluvio telógeno. Este es un proceso de cambio en el ciclo natural de nuestro cabello que inicia la fase de la caída (en gran cantidad) antes de lo regular.  

Si te sientes identificad@ ¡no te asustes! Este fenómeno es pasajero y al finalizar el episodio que lo ha causado, el ciclo de vida de nuestro cabello volverá a la normalidad. Por tanto, si no tiene origen en una patología, ni en nuestra genética, y es una caída temporal del cabello, no estamos frente a una alopecia y no eres candidato a un trasplante capilar, pero sí existen otras técnicas médicas apoyadas en fármacos o láser de baja potencia que pueden ayudarte a superar esta fase y mejorar el aspecto de tu melena. 

Los comentarios están cerrados.